sábado, 22 de octubre de 2011

CAJA TONTA, ¡TONTA!

El otro día me percaté que una capa de polvo y telarañas cubre mi televisor. No es que no lo limpie es que apenas lo enciendo, y si lo hago es para ver algo guardado en un pendrive o DVD. La programación me importa entre cero y nada últimamente. De hecho es curioso como a las cadenas se les llena la boca con que son los número uno en audiencia o los que más molan o que su estreno ha sido el más visto o yo qué sé que estupideces. Me sorprende mucho cuál es la temática que manda en las audiencias y qué cadena es la que más tiene. A veces he pensado que los cacharritos que la miden deben estar trucados (incluso he pensado que tenían más probabilidades de existencia que los cocodrilos en las alcantarillas o el perro de Ricky Martin). Ni idea, no conozco a nadie que tenga uno y sobre estadística dí una clase en la facultad de unas pocas horas que borré de mi memoria hace años en alguna noche de borrachera. Pero dejando de un lado si el mecanismo de medición es correcto o no, hay un detalle que me escama. Todos estos datos ¿son cotejados teniendo en cuenta cuánta gente opta por dejar apagado la tele? Me da en la nariz que no.
PD: La tira cómica quizás os suene, es una tira antigua. A falta de material nuevo he echado mano de los archivos ;-).